Vista trasera del lado del pasajero del prototipo de vehículo deportivo eléctrico ESFLOW, en color plateado y con luces traseras tipo bumerán

Por fin, la cabeza y el corazón se ponen de acuerdo

Espectacular estilo

Basta una breve mirada al ESFLOW para saber de qué tipo de vehículo se trata. Un capó largo da paso a un parabrisas envolvente y muy inclinado. Una cabina compacta sitúa a los ocupantes justo encima del centro de gravedad del vehículo. Los alojamientos de las ruedas se extienden sobre unos neumáticos de alto rendimiento y perfil ultrabajo, y unas discretas cámaras de visión trasera sustituyen a los espejos laterales. El ESFLOW es sin lugar a dudas un vehículo deportivo.

Vista frontal del prototipo de vehículo deportivo eléctrico ESFLOW, en color Silver, con su largo capó, su parabrisas envolvente muy inclinado y las discretas cámaras de visión trasera que sustituyen a los espejos laterales.
Vehículo deportivo ESFLOW Concepto
Vista trasera del prototipo de vehículo deportivo eléctrico ESFLOW, en color Silver, con luces traseras tipo bumerán

ESFLOW, DESVELADO

Descubre el futuro de los vehículos deportivos

Este es el ESFLOW Concepto. Está inspirado en el diseño del legendario Z®, el impresionante desempeño del GT-R® y las notables innovaciones que impulsan el LEAF®. El ESFLOW es nuestro primer vehículo deportivo 100% eléctrico, sin gasolina y de alto desempeño.

 

COMODIDAD QUE VA MÁS ALLÁ DE LOS ASIENTOS

Lujosa cabina de dos plazas

Con líneas limpias y un diseño minimalista, el ESFLOW rezuma lujo. La cabina está tapizada en piel y gamuza azul y dorada, y el tablero de instrumentos incluye cuatro pantallas LCD multifunción iluminadas. La dirección y los pedales se ajustan electrónicamente para adaptarse al tamaño de cada conductor y a su posición de conducción preferida.

Interior del vehículo deportivo eléctrico ESFLOW en dorado
Interior del vehículo deportivo eléctrico ESFLOW con volante, tablero y sistema de infoentretenimiento futuristas
Velocímetro y cuentamillas iluminados en el interior del vehículo deportivo eléctrico ESFLOW en color Gold
Cambio de velocidades del vehículo deportivo eléctrico ESFLOW
Baterías de iones de litio situadas en el eje de las ruedas delanteras y traseras del vehículo deportivo eléctrico ESFLOW

Más potencia. Menos consumo.

Vehículo deportivo de cero emisiones

La energía de los motores procede de los mismos paquetes de baterías de iones de litio que se utilizan en el Nissan LEAF®. En el ESFLOW, los paquetes están situados a lo largo del eje de los rines delanteros y traseros, centralizando la masa del vehículo. Esta inteligente ubicación de las baterías permite al vehículo recorrer más de 150 millas con una sola carga. Cuando necesites recargar, encontrarás el enchufe de carga integrado en los conductos de aire, bajo las luces delanteras LED azules del ESFLOW, como un secreto bien guardado.

Vista frontal del prototipo de vehículo deportivo eléctrico ESFLOW, en color Silver, con su largo capó, su parabrisas envolvente muy inclinado y las discretas cámaras de visión trasera que sustituyen a los espejos laterales

Te emocionará, en más de un sentido.

Propulsión de doble motor y tracción trasera

El ESFLOW tiene suficiente torque para alcanzar 62 millas por hora en menos de 5 segundos. Esta enorme potencia procede de dos motores eléctricos situados estratégicamente justo detrás de los asientos, por encima del eje trasero, para obtener el máximo desempeño. Estos dos motores controlan independientemente las ruedas izquierda y derecha, garantizando una estabilidad y un control del vehículo extraordinarios, además de una regeneración eficiente de la potencia.

Vista trasera del prototipo de vehículo deportivo eléctrico ESFLOW con las luces traseras tipo bumerán

¿QUIÉN IBA A DECIR QUE LA PROTECCIÓN PODÍA SER ATRACTIVA?

Chasis de aluminio

Una atractiva carrocería de composite cubre un robusto chasis de aluminio. Las líneas clásicas del vehículo deportivo ESFLOW permiten que unas barras antivolcaduras resistentes pero discretas soporten con seguridad toda la carga del vehículo en el improbable caso de un vuelco. Como no se necesitan pilares gruesos y reforzados, el espectacular parabrisas envolvente ofrece al conductor una visión sin obstáculos de la carretera.

COMPARTIR